Q-Salzhenia (1) — Mantas y Trece (9)

Rival: Mantas y Trece

Fecha / Hora: 30-03-08 / 10:15

Campo: C-4

Resultado: 9-1 (derrota)

Goles:

  • Chiki (6-1)

Tarjetas:

Sebas expulsado por doble amonestación, Adri por dar una patada innecesaria y Trucha por reicidencia.

Crónica a continuación.

HUMILLACIÓN

El Salzhenia recibe la mayor “paliza” desde que abandonó la sub-23.

Dicen que de los errores se aprende, pero hay heridas que escuecen y no se sabe con certeza si cicatrizan. El circo que pudieron presenciar los escasos aficionados del Salzhenia que acudieron a los nuevos campos del Vaillo fue el espectáculo más vergonzoso que se ha visto en el último lustro.

Quizá por el (mal) desayuno, por el escaso descanso o por qué motivo, lo cierto es que los ‘negroamarillos’ salieron dormidos. Más que dormidos, ausentes. Y era el ingrediente necesario para que Mantas y Trece (en claro ascenso de juego y resultados) pudiera cocinar a su antojo. Le valieron menos de 10 minutos para cerrar el encuentro. Un gol a favor y una telaraña donde se perdían en cada jugada los futbolistas del Salzhenia, que parecían mosquitos temiendo a ser degollados. Ni una triangulación, ni una pared… ¡sólo 2 diparos a portería en la primera parte! (y sin excesivo peligro). Por contra, los blancos cada vez que se acercaban hacían temblar hasta la megafonía del Villaviciosa F.C. Con un contundente 3-0 en el electrónico se llegó al descanso.
Durante el intermedio, los jugadores visitantes comprobaron con satisfacción como los dos contrarios -teóricamente- con más calidad y peligro se iban a otras labores. Ésto provocó un ánimo infundado y eco en las ‘abejas’, que pretendían reanudar el choque con más ilusión que al principio del mismo. Nada más lejos de la realidad. A los 10 segundos, la ventaja se engrandecía. Y a partir de ahí sólo quedaba esperar a que el colegiado quisiera dar por concluido el baile. Los futbolistas del Salzhenia parecían marionetas en manos del Onti y compañía, en un partido revuelto donde el tanto del honor sólo sirvió para ridiculizar a los ‘negroamarillos’. A partir de ahí, cada uno buscó su propia trinchera (o la forma de cavar su tumba balompédica): Sebas fue expulsado por desesperación, Adri estaba más preocupado por dar patadas que por buscar esa cosa redonda que se llama balón, Trucha haciendo faltas por auténtica impotencia, Luismi inventando regates con la única idea de tener más la pelota para que no les metieran más goles, Jose gritando “Yo ya no digo ná”, Edgar renunció a saltar de nuevo a la hierba por miedo al ridículo, Busti ni siquiera se quejó porque no le llegara el esférico, Chiki se colocó de defensa porque no sabía donde esconderse, y en las gradas, Joce, Irma y Arkhan con una cara mezcla de la incredulidad y la lástima por sus amigos…

Igual que se puede perder, se puede ganar. Pero se tiene que hacer en grupo, como en equipo. Y esto tiene que servir para renacer el espíritu de ‘Juntos podemos’. Porque hay calidad, ilusión y ganas, muchas ganas.

Declaraciones de los protagonistas:

  • Adri: “Le voy a cazar una patada a uno…”
  • Chiki al colegiado: “No de explicaciones a los particulares de fuera, sólo a jugadores de campo”
  • Todos a Edgar: “Pasa el balón”
  • Edgar al árbitro: “Ahora ven tu a por el balón si te sale de las pelotas”

MVP:

Irma, Joce y Arkanh por venir a ver semejante espectáculo a las 10 de la mañana de un domingo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: