Verona (2) — Q-Salzhenia (0)

Rival: Verona

Fecha / Hora: 13-04-08 / 14:00

Campo: C-3

Resultado: 2-0 (derrota)

Goles: No hubo

Tarjetas: No hubo

Crónica a continuación.

OTRA RECAÍDA

El Salzhenia falla en un partido clave.

Hay quien dice que no da pasos hacia atrás, y si lo hace, es para darse impulso. Me temo que éste no es el caso del Salzhenia. Si pierde, es para no avanzar y, lo que es peor, hunde psicológicamente a la plantilla para el siguiente encuentro. En ese momento, hay que apelar a la épica… lo que motiva a los futbolistas.
Jugar sabiendo los resultados de tus perseguidores puede tener un doble impacto: si son malos, pueden presionarte; sin son buenos, pueden relajarte. El domingo se cumplió este último caso. Eso, y el hecho que el Verona no contara con su hombre más decisivo: ‘Il Capitán’. Los negroamarillos tenían la baja de sus extremos, Santi (con permiso del club) y Tetes (aún convaleciente de su lesión), y el portero Jose (en posibles negociaciones con otros conjuntos). Para tapar estos ‘huecos’, Sebas se colocó bajo los palos, Adri salió, teóricamente, por el carril derecho, mientras que en el lado izquierdo se situó Busti. Las ‘abejas’ comenzaron presionando arriba, intentando evitar la salida del balón y picar a la contra. El ‘9’ local ayudó tanto a Chiki, que acabó convirtiendo su banda en una autopista, por lo que en el primer acercamiento de los azules, a los 5 minutos, acabó en gol. Lejos de venirse abajo, los visitantes cambiaron la estrategia, y comenzaron a llevar el peso del choque. Con muchos pases crearon numerosas ocasiones para marcar, pero todas chocaban con el cancerbero o finalizaban lamiendo el palo. El Verona, por su parte, apenas inquietó al improvisado guardameta.
En el segundo periodo, más de lo mismo. El Salzhenia al ataque y sus oponentes a sorprenderles en cualquier embestida. Las jugadas siempre se finalizaban pero, o bien las atajaba el cancerbero, o bien salían poco (muy poco) desviadas. Cerca del 45′, los locales entrelazaron una preciosa acometida que pilló desprevenida a la defensa, lo que propició que el delantero, absolutamente solo, pudiera empujar la pelota a las mallas. La distancia en el electrónico crecía y el tiempo avanzaba rápido en detrimento de los intereses salzheniacos. Luismi decidió hacer la guerra por su cuenta: llegaba hasta la linea de fondo driblando a quien se le pusiera por delante, pero su centros nunca encontraban rematador. Aunque los nervios iban en aumento, con gritos entre los jugadores incluido, el Salzhenia siempre creyó en la remontada. Hasta que el árbitro pitó el final. Fue entonces cuando cada uno se dio cuenta que la puerta de acceso a División de Honor es cada vez más pequeña, con 3 escuadras luchando por la tercera plaza. Y eso que este partido hubiera servido para matar definitivamente a un firme candidato, que ahora recobra fuerzas.

MVP: Busti, porque luchó como el que más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: